VIVIENDA SALUDABLE

confort-y-bienestar

En la última década ha aumentado el interés por conocer la relación existente entre salud y condiciones inadecuadas de la vivienda, así como la rehabilitación energética puede ser una medida de mejora de dichas condiciones.

Existen numerosos estudios que establecen de forma clara cómo diferentes problemas o patologías de las viviendas pueden tener una influencia sobre la salud, llegando incluso a aumentar la mortalidad. Algunas de estas problemáticas están relacionadas con temperaturas frías en invierno, altas temperaturas en verano, problemas de humedades y hongos, bajos niveles de calidad del aire y altos niveles de ruido. Los estudios existentes demuestran que las viviendas que sufren alguna de las problemáticas citadas no son casos aislados, si no que pueden llegar a representar una fracción importante del stock de viviendas.

patologias-vivenda-salud

Se invierte en materiales más eficientes, edificios más herméticos y con sistemas de ventilación innovadores, que consideran la calidad del aire interior como un factor determinante para garantizar el confort y bienestar de las personas. 

A nivel Europeo, alrededor del 15% de las viviendas tienen problemas de humedades, el 10% de hongos y el 22% padecen problemas de ruido. En relación a la calidad del aire, numerosas ciudades Europeas superan los límites de calidad del aire exterior, lo cual tiene una repercusión directa sobre la calidad del aire interior, además de los propios contaminantes interiores.

The Indoor Generation

¿SABÍAS QUE?

  • De media, el aire interior está entre 2 y 5 veces más contaminado que el exterior.
  • Son tres las principales causas que causan problemas de disconfort: diseño no adecuado del edificio, bajos niveles económicos, y precio elevado de la energía. 
  • Certificaciones como LEED y BREEAM tienen en cuenta certificados de calidad del aire interior para su consecución.
  • En países como Francia, Alemania y Bélgica es de obligado cumplimiento que los materiales certifiquen su bajo contenido en COV.

Causas de la mitigación de la Calidad aire interior

Se estima que los niveles de contaminación del aire interior pueden ser entre dos y cinco veces superiores a los del aire exterior. ¿Cuántas horas pasamos dentro de los edificios? Ya sea en nuestra casa, en la oficina, en la biblioteca en la escuela… son muchas las horas que respiramos aire interior.

Las principales fuentes de contaminación interior son, sin contar la que proviene del exterior, la combustión de productos (tabaco, gas, carbón, etc.), agentes biológicos (bacterias, hongos, pólenes, ácaros); compuestos orgánicos volátiles y semivolátiles (emitidos por los materiales de construcción y los productos químicos) y emanaciones de gases del suelo (gas radón).

Y ¿cómo lo evitamos?

Partiendo de la base que estos compuestos están presentes en la mayoría de los elementos de acabado de un edificio como muebles, pinturas, etc..

Su eliminación/minimización pasa por:

  • Uso de materiales que certifiquen su baja emisión de COVs, como serían algunas lanas minerales o placas de yeso laminado.
  • Un buen control de la ventilación que renueve el aire interior y proporcione aire fresco regularmente (¡sin perjudicar la eficiencia térmica del edificio!)
  • Uso de sistemas de filtraje y absorción de COVs.

Para facilitar esta labor, existen distintas etiquetas que certifican precisamente que los materiales que se utilicen tengan bajas o nulas emisiones de COV, como por ejemplo la etiqueta Eurofins Gold o la etiqueta A+ francesa, obligatoria en dicho país.

En España la calidad del aire se regula mediante el DB HS 2 y 3, pero no están plasmadas las necesidades de reducción de emisiones de COVs como en países como la ya comentada Francia, Alemania, o Bélgica, que ya están dotadas de unas normativas con límites de emisiones y obligan a su comunicación al mercado.

fundación la casa que ahorra

Hay numerosos estudios que evidencian que vivir en condiciones no adecuadas tiene consecuencias directas sobre la salud de las personas. Los problemas cardiovasculares y respiratorios son los más habituales, y pueden estar ocasionados por vivir en condiciones de temperatura inadecuada (frio y/o calor), o por problemas de humedad y de calidad del aire interior. Vivir con niveles de ruido puede afectar a alteraciones de sueño y problemas cognitivos, por lo que las consecuencias también pueden ser psicológicas.

Además, estas consecuencias pueden llegar al extremo de provocar muertes debido a bajas/elevadas temperaturas, tal y como se ha podido demostrar en diversos estudios.

Descargar estudio Estimación del efecto de la rehabilitación energética en la salud de las personaselaborado por la FUNDACIÓN LA CASA QUE AHORRA 

¿QUÉ SON LOS COVs?

Los COVs se definen como compuestos químicos que se volatilizan en el aire a temperatura ambiente. Estos compuestos pueden ser emitidos naturalmente o por actividades del hombre, y están presentes tanto en ambientes exteriores como en interiores. Si nos centramos en los ambientes interiores, están presentes en una gran multitud de productos de limpieza y jabones, materiales decorativos, muebles y productos de la construcción como pinturas, barnices, maderas, etc..

Desafortunadamente, se desconocen en profundidad los efectos que tienen en las personas, pero si se sabe que tienen un efecto negativo para la salud y pueden provocar irritaciones, por ejemplo. Se especula que un 25% son sospechosos de ser cancerígenos, aunque no hay estudios de larga exposición que lo demuestren.