Datos de interés general

  • En edificaciones con más de 30 años o insuficientemente aisladas, se estima aconsejable una rehabilitación térmica con la que se podría llegar a alcanzar niveles de ahorro en torno al 50% de energía demandada en calefacción y/o refrigeración. 
  • Técnicamente, se considera como un desperdicio energético-económico la rehabilitación estructural y/o superficial de una edificación cuando, al realizarse la obra, no se aprovecha para intervenir térmicamente la envolvente, ya que su aportación desde el punto de vista de ahorro energético, y consecuentemente económico, puede considerarse una inversión a corto o medio plazo.

¿Qué sistemas de aislamiento existen para una rehabilitación? ¿Pros y contras?

Para determinar el sistema constructivo óptimo para aislar la envolvente hay que conocer las casuísticas particulares (¿tipologías fachada? ¿valor arquitectónico? ¿con o sin cámara de aire? ¿puentes térmicos? etc)

Tenemos tres sistemas constructivos para aislar:

  • Aislar por el exterior: Esta solución nos elimina los puentes térmicos de frente de forjado, pilares en fachada entre otros y aumenta la inercia térmica de la fachada. Tendremos que elegir correctamente el material aislante ya que será por el exterior es recomendable el uso de un aislante de célula cerrada. Para evitar condensaciones intersticiales es necesario la instalación de barrera de vapor en la cara caliente del aislante, existen materiales aislantes con la barrera incluida.
  •  Aislar por el interior: Esta solución es ideal cuando estamos actuando en una sola vivienda y no en el global del edificio. Para evitar condensaciones intersticiales es necesario la instalación de barrera de vapor en la cara caliente del aislante, existen materiales aislantes con la barrera incluida.
  • Aislar la cámara de aire existente:  Esta solución solo será aplicable en fachadas con cámara de aire, se basa en el insuflado del material aislante en el interior de la cámara, aumentando de esta forma la inercia térmica de la fachada.

Como vemos tenemos varias posibilidades para mejorar el aislamiento en nuestra vivienda, solo es necesario contactar con profesionales para realizar el estudio de optimización de la demanda, elegir el material correcto y garantizar su correcta instalación. A partir de este momento empezaras a ganar en calidad de vida y calidad ambiental.

 

                         Rehabilitar es Confort Acústico                                             Rehabilitar es Salud