CONFORT ACÚSTICO

confort-acustico
CONFORT ACÚSTICO

La contaminación acústica en las ciudades no es solo una molestia, sino una amenaza para la salud pública, tal y como nos aseguran desde la OMS. Según un informe del organismo sobre el ruido del tráfico, se establece que es la segunda causa de enfermedad por motivos medioambientales, por detrás de la polución atmosférica.

¿Cómo nos afecta el ruido?

Diversos científico y expertos entre ellos la OMS (Organización Mundial de la Salud), la Agencia Federal de Medio Ambiente Alemana y el CSIC Español (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) declaran que el ruido tiene efectos muy perjudiciales para la salud. "Pueden causar desde trastornos fisiológicos, como la conocida pérdida progresiva de audición, hasta los psicológicos, al producir una irritación y un cansancio que provocan disfunciones en la vida cotidiana, tanto en el rendimiento laboral como en la relación con los demás."

Según un informe del organismo sobre el ruido del tráfico, se establece que la contaminación acústica es la segunda causa de origen ambiental que provoca más alteraciones en la salud, después de la contaminación atmosférica. Y la Fundación La Casa que Ahorra recuerda que son 65 dB el umbral máximo recomendado a nivel europeo, mientras que en España más de 9 millones están expuestos de forma permanente a niveles de ruido superiores.

Por éste motivo, la normativa obligatoria CTE dedica un Documento Básico específicamente a la protección frente el ruido en la edificación. El objetivo del DB-HR es limitar dentro de los edificios y en condiciones normales de utilización, el riesgo de molestias o enfermedades que el ruido pueda producir a los usuarios como consecuencia de las características de su proyecto, construcción, uso y mantenimiento.

¿El ruido siempre se transmite a través de la misma vía? la respuesta es NO. El ruido nos puede llegar:

  • Vía atmosférica " Ruido aéreo"
  • Vía física "Ruido de impactos y vibraciones "
absorcion-acustica

Cuando el aislamiento entre estancias no es el adecuado, nos sentimos incómodos y molestos. Evitar esta sensación debe ser uno de los objetivos fundamentales del diseño de las divisorias interiores en una construcción.

Una vez que hemos conseguido que nuestro recinto esté perfectamente aislado, tanto para evitar que entre ruido del exterior como para no molestar a los vecinos con el que generemos en el interior, podemos encontrarnos con un problema añadido: la reverberación.

Cuando una sala no está correctamente acondicionada se pueden producir ecos, invadiéndonos una desagradable sensación de agobio, por un exceso de ruido generado a partir de los rebotes de las ondas sonoras en todas las superficies de la habitación. También puede ocurrir que un discurso o actuación se vuelva confusa, por la cacofonía creada a partir de una mala absorción.

El aislamiento acústico es una de las preocupaciones más complejas a la hora de abordar una construcción, ya sea de obra nueva o rehabilitación.

Las soluciones clásicas han enfrentado siempre el problema con cálculos derivados de la ley de masas: a mayor espesor y peso, mayor aislamiento. Sin embargo los sistemas de placa de yeso abordan el problema desde otro punto de vista, la ley "masa-resorte-masa". Gracias a la distinta vibración entre sus caras y al material absorbente que se coloca en su cámara, se consiguen grandes prestaciones acústicas con un menor peso y espesor.

elementos-transmision-ruidos

Es por este motivo que a nuestra vivienda le tendremos que pedir un buen aislamiento acústico para hacer frente a los diferentes tipos de ruidos.

  1. Aislamiento acústico a ruido aéreo: Los elementos constructivos interiores de separación, así como las fachadas, las cubiertas, las medianerías y los suelos en contacto con el aire exterior que conforman cada recinto de un edificio deben protegerse de tal ruido.  Según los valores establecidos en CTE-DB-HR.
  2. Aislamiento acústico a ruido de impactos: Los elementos constructivos de separación horizontales deben tener, en conjunción con los elementos constructivos adyacentes. Manteniendo los niveles de aislamiento adecuados es cuando nos sentiremos confortables en nuestras viviendas

Existen materiales aislantes con mejores propiedades acústicas que otros, es necesario que nuestro técnico de cabecera realice un buen estudio y dirija una buena puesta en obra, ya que un aislamiento bueno pero mal instalado nos llevará las misma problemática que un mal aislamiento acústico o inexistente.

Una vez que hemos conseguido que nuestro recinto esté perfectamente aislado, podemos encontrarnos con un problema añadido: la reverberación.

"La reverberación es un fenómeno sonoro producido por la reflexión, que consiste en una ligera permanencia del sonido una vez que la fuente original ha dejado de emitirlo."

Cuando una sala no está correctamente acondicionada se pueden producir ecos, invadiéndonos una desagradable sensación de agobio, por un exceso de ruido generado a partir de los rebotes de las ondas sonoras en todas las superficies de la habitación. También puede ocurrir que un discurso o actuación se vuelva confusa, por la cacofonía creada a partir de una mala absorción.

Para limitar/minimizar el ruido reverberante tendremos que estudiar los elementos de revestimiento, los que tendrán que cumplir con unos niveles de absorción suficiente según los índices establecidos por el CTE-DB-HR.

Los productos utilizados en edificación y que contribuyen a la protección frente al ruido se caracterizan por sus propiedades acústicas, que debe proporcionar el fabricante

 Los productos utilizados para aplicaciones acústicas se caracterizan por:

  1. La resistividad al flujo del aire,
  2. La rigidez dinámica,
  3. El coeficiente de absorción acústica

Invertir y garantizar un buen aislamiento acústico es una inversión para nuestra salud, se amortiza desde el primer día, pudiendo descansar y disfrutar de un ambiente interior confortable a nivel acústico.