Aislamiento acústico y térmico por el interior

Soluciones interior vivienda

Soluciones de aislamiento térmico y acústico por el interior de la vivienda; teniendo en cuenta aplicación en techos, suelo y divisoria interior, principalmente. 

Aislamiento acústico de techos

Sobre falso techo: Solución para reducir ruidos de vecinos que viven encima de nosotros. Consiste en un falso techo acústico, sobre el cual se disponen varias capas de materiales aislantes. Hay que tener cuidado con los agujeros que dejan las lámparas de techo porque a pesar del aislamiento por ahí puede colarse el sonido.

Bajo forjado: el forjado es la separación estructural entre los pisos de un edificio. El bajo forjado es una solución de aislamiento consistente en paneles de un material aislante fijados mecánicamente bajo el forjado.

Tabiques y particiones

Tabique PYL: solución de aislamiento consistente en un tabique compuesto por una estructura metálica a la cual se atornillan, a cada lado, una o más placas de yeso laminado y en cuyo interior se disponen paneles un material aislante.

Para los tabiques y particiones también son efectivas las soluciones de doble pared y doble hoja cerámica.

Paredes insonorizadas

Doble pared (tradosado): solución basada en poner una doble pared de un elemento ligero. Entre esta doble pared y la pared real se coloca un material aislante.

Doble hoja cerámica: solución basada en construir dos paredes de ladrillos entre las cuales se intercala un material aislante. Este sistema siempre precisa un acabado de mortero o yeso para asegurar la estanqueidad acústica.

Suelos aislantes

Suelo flotante: Solución para reducir el ruido de nuestras pisadas, movimiento de muebles, etc. Consiste en poner una doble capa de suelo sobre el suelo real. Entre medias de ambos suelos se coloca un material aislante o se deja una cámara de aire amortiguadora.