¿Por qué aislar?

Eficiencia enerética y ahorroEl aislamiento térmico es fundamental e imprescindible para garantizar la eficiencia energética, el ahorro ambiental y el confort térmico de las viviendas


Dispersión del calor

Una vivienda mal aislada necesita más energía para la climatización: en invierno se enfría rápidamente y puede tener condensaciones en el interior; y en verano se calienta más y en menos tiempo. Como consecuencia, el nivel de eficiencia energética de dicha vivienda es muy bajo, implicando en:

alto consumo energético (Kwh/m2.año)
alto índice de emisiones de CO2 (kgCO2/m2.año)
no confort térmico
 
Entre las políticas de ahorro y eficiencia energética, la incorporación y/o mejora del nivel de aislamiento térmico en los elementos de la envolvente de la edificación: muros exteriores, suelos y cubiertas (cerramientos opacos), es la de menor coste para un mismo objetivo de beneficio, siendo una medida fundamental e imprescindible, para garantizar la eficiencia energética, el ahorro ambiental y el confort térmico de la vivienda, tanto en obra nueva como en rehabilitación.
 
Además de las ventajas económicas y ambientales, el actual Código Técnico de la Edificación (CTE)en su Documento Básico - Ahorro de Energía (DB HE), obliga la utilización de un nivel mínimo de aislamiento térmico en los cerramientos, según sea el edificio de obra nueva residencial privado, obra nueva otros usos o intervenciones en edificios existentes, de acuerdo con los criterios definidos en la Sección HE 1 (Limitación de demanda energética), apartado 1.1

Según la tipología del cerramiento (muros exteriores, suelos y cubiertas) se puede eligir la solución y productos que mejor se adapten a esta.

Para mas información, descargue el artículo "La importancia del aislamiento en la rehabilitación energética"