Documento Básico HR - Protección frente al ruido

 Protección frente al ruido

Documento Básico HR
 
El Documento Básico (DB) HR – Protección frente al ruido tiene por objeto establecer reglas y procedimientos que permiten cumplir las exigencias básicas de protección frente al ruido. La correcta aplicación del DB supone que se satisface el requisito básico "Protección frente al ruido".

El objetivo del requisito básico DB-HR  consiste en limitar, dentro de los edificios y en condiciones normales de utilización, el riesgo de molestias o enfermedades que el ruido pueda producir a los usuarios como consecuencia de las características de su proyecto, construcción, uso y mantenimiento.

Para satisfacer este objetivo, los edificios se proyectarán, construirán y mantendrán de tal forma que los elementos constructivos que conforman sus recintos tengan unas características acústicas adecuadas para reducir la transmisión del ruido aéreo, del ruido de impactos y del ruido y vibraciones de las instalaciones propias del edificio, así como para limitar el ruido reverberante de los recintos.

 
Confort sin ruidoCTE DB-HR contiene mayores exigencias de confort y protección frente al ruido que la anterior normativa NBE A-88, que responde a la Ley de Ordenación e la Edificación (LOE). Este documento limita el riesgo de que los usuarios de los edificios, dentro de éstos y en condiciones normales de utilización, padezcan molestias  enfermedades producidas por el ruido. El CTE DB-HR y la LOE están respaldados por la Directiva Europea 2002/49/CE de 25 de junio de 2002 sobre evaluación y gestión del ruido ambiental, la cual tiene por objeto establecer un enfoque común destinado a evitar, prevenir o reducir con carácter prioritario los efectos nocivos, incluyendo las molestias, de la exposición al ruido ambiental
 
El CTE DB-HR introduce requisitos de aislamiento a ruido aéreo y de impacto más estrictos que los que recoge la NBE CA 88, aplicados al edificio terminado, y verificables mediante ensayos “in situ”. Unas buenas prestaciones acústicas en laboratorio de los elementos constructivos son condición necesaria, pero no suficiente, para cumplir las exigencias in situ del CTE DB-HR.

El aislamiento acústico “in situ” tiene en cuenta las transmisiones indirectas o por flancos de los elementos constructivos en contacto con el elemento separador entre recintos. Por ello, el aislamiento “in situ” no sólo es en función del aislamiento individual del elemento separador (pared separadora en horizontal o forjado en vertical), sino que influyen otros factores:

•    Geometría: Superficie elemento separador, volumen recinto receptor, etc…
•    Prestaciones acústicas de los elementos constructivos en contacto con el elemento
•    Separador (forjados, medianeras, fachadas, tabiquería, etc.)
•    Tipos de unión entre los diferentes elementos constructivos que conforman el recinto: rígidos o elásticos
•    Correcta ejecución en obra

Los productos para aislamientos térmicos y acústicos Knauf Insulation de Lana Mineral, por sus excelentes características fonoabsorbentes, presentan la solución ideal al cumplimiento del DB-HR para el aislamiento acústico de falsos techos, paredes interiores y exteriores y suelos, tanto para ruido aéreo como de impacto
aislamiento acústico